Cómo conseguir el mejor aislamiento acústico para tus ventanas

aislamiento acústico para ventanas

Es de gran importancia prever un aislamiento acústico para ventanas en tu vivienda, ya que de esta manera puedes lograr un ambiente interno totalmente relajado y que brinde confort a las personas que lo habitan. En caso contrario, el ruido externo puede impedir un descanso apropiado, ocasionando situaciones de estrés que pueden tener consecuencias en la salud.

Al momento de instalar una ventana, se deben tener en cuenta ciertos elementos que van a garantizar el aislamiento acústico. En este artículo, te daremos una guía de cómo conseguir el mejor aislamiento acústico para tus ventanas

Aislamiento acústico para ventanas

Para reducir el ruido de las ventanas es importante considerar los siguientes aspectos: 

1. Forma de apertura de las ventanas

La forma de apertura oscilobatiente es la que garantiza mayor aislamiento acústico a las ventanas, esto se debe a su sistema de juntas, por lo que logra reducir el ruido en mayor medida que aquellas  ventanas de tipo  corredera.

Por el contrario, las persianas resultan ser uno de los elementos más sensibles al ruido en una casa.  Aún siendo ventanas de buena calidad es habitual que las persianas atraigan el aire y el ruido, lo que se traduce en una situación problemática para el aislamiento acústico de las ventanas.

2. Materiales

Otro de los factores que influyen en el aislamiento acústico para ventanas es el material que se emplea, porque no todos van garantizar reducir el ruido. Dentro de los materiales existentes, el PVC va a actuar como un bloqueador normal del ruido, logrando optimizar el aislamiento acústico. 

3. El vidrio 

El aislamiento acústico de las ventanas dependerá en gran parte del grosor del vidrio.  Por ejemplo, entre más grosor presenten los vidrios, mejor aislación acústica tendrá la ventana.  

Los vidrios con cámara brindan cualidades térmicas. Sin embargo, no siempre logran reducir el ruido de las ventanas. En estos casos, los vidrios laminares son más apropiados. 

Para que los cristales sean catalogados como acústicos, deben contar con un grosor de 6 mm (por lo menos uno). Es importante que los espesores del cristal exterior e interior cuenten con  un grosor diferente, de esta manera se garantiza un mejor aislamiento acústico.

Igualmente, los vidrios fabricados con gases de neón no sólo proporcionan aislamiento térmico, sino también ayudan a reducir el ruido en el hogar.

4. Calidad en el sistema de ventanas 

Para garantizar un aislamiento acústico para ventanas debemos asegurarnos de que éstas estén elaboradas con los mejores materiales, de manera que su cierre sea totalmente hermético. Si buscas ventanas de este tipo, no dudes en contactarnos. Somos expertos en la fabricación de ventanas de aluminio, un material que destaca por ser de excelente calidad.

Igualmente, las ventanas deben ser resistentes al aire, ya que las ondas sonoras fluyen a través de éste, por lo que su permeabilidad dependerá de la calidad de su sistema de perfiles. Cuando hay  un sistema de perfiles de baja calidad, notaremos cómo se filtra el aire por las ventanas, lo que permitirá la circulación del ruido. 

¿Cómo saber si una ventana tiene aislamiento acústico?

El aislamiento acústico para ventanas es aquel que va a garantizar reducir el ruido proveniente del exterior.  Para saber si  la ventana cumple con esta función,  se realiza una medición en decibelios mediante un parámetro R, el cual determinará la diferencia entre el ruido en el interior y el ruido en el exterior de la vivienda. 

Ciertamente, el silencio absoluto es completamente falso. A continuación te indicamos  una tabla de medición que daría un sonómetro ante los sonidos más habituales: 

  • 20 dB – Tic tac de un reloj
  • 30 dB – Ruido normal en el hogar (hablando en voz baja) 
  • 40 dB – Hablar en voz baja en una calle tranquila
  • 50 dB – Ruido normal de una conversación o de una oficina
  • 60 dB – Conversación en voz alta, aspiradora
  • 70 dB – Auto a una distancia de cinco metros
  • 80 dB – Tráfico intenso
  • 90 dB – Sierra circular (comienzan los daños al oído)
  • 100 dB – Avión a 100 metros de distancia
  • 150 dB – Accionamiento de un cohete (parálisis y muerte)

Tomando en cuenta este nivel de ruido y el uso de la estancia, se puede detectar las necesidades de aislamiento acústico para ventanas. Una reducción en la percepción sonora hará que aumente el aislamiento acústico. Es decir, si una ventana tiene 4 dB de aislación acústica, nuestra percepción sonora será inferior en un 40%. 

Para saber qué tipo de ventana aislante es la más conveniente en una vivienda, se tienen que tomar en cuenta estos parámetros, teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios. 

A continuación, puede ver en el video cómo de eficientes son las instalaciones de ventanas en JeoVent en cuanto a aislamiento acústico se refiere:

Conclusión

Como has podido apreciar, para que se pueda obtener un aislamiento acústico para ventanas, ésta debe contar con cada uno de  los elementos que te hemos comentando en este artículo. En este sentido, es de vital importancia llevar a cabo una instalación de ventanas con excelentes sistemas de perfiles que proporcionen impermeabilidad del aire

Igualmente, se deben emplear vidrios con un grosor que cumpla las condiciones acústicas. De ahí la importancia de que las ventanas sean fabricadas con los mejores materiales, para que garanticen una reducción de las ondas sonoras y genere un mejor aislamiento acústico.

A la hora de mandar a fabricar las ventanas de tu hogar, asegúrate de contar con un proveedor experto en el tema. De esta manera tendrás todas las garantías para conseguir resultados favorables.

Después de un día arduo de trabajo, no hay nada más placentero que llegar a nuestro hogar y sentirnos en completa paz y armonía, contando con un aislamiento acústico de ventanas que minimice las ondas sonoras del ruido externo. No dudes en contactarnos para obtener una ventana con el mayor aislamiento acústico.  Somos expertos en el área.