Ventajas de las ventanas correderas herméticas

ventajas de las ventanas correderas hermeticas

Disfrutar de una vida confortable es el resultado de la convergencia de numerosos elementos, y la casa es uno de los más importantes. Sentirnos a gusto en nuestro hogar no solo depende de la estructura y la estética, sino que componentes como las ventanas pueden marcar la diferencia en cuanto a calidad de vida. En especial si se trata de ventanas correderas herméticas.  

Seguramente apreciarás más el tiempo que estás en casa si no te molestan constantemente los ruidos externos. En este sentido, una ventana corredera hermética puede proporcionarte esa ventaja y muchas más. Continúa leyendo para saber por qué deberías considerar instalar este tipo de ventanas en tu hogar. 

¿Qué son las ventanas correderas herméticas? 

Para que una ventana pueda considerarse hermética, debe ofrecer un total aislamiento tanto térmico como acústico. Esto significa que a través de ellas no hay filtración de sonidos, corrientes de aire, ni fugas de temperatura.  

Por otro lado, se llama a una ventana corredera cuando sus hojas corren sobre unos surcos y su desplazamiento puede hacerse en ambas direcciones. Se diferencian de las ventanas abatibles porque estas se abren por abatimiento mediante unas bisagras, las cuales se ubican en los laterales.  

Que sean herméticas o no dependerá del material con las que se fabrican y el grosor del cristal. Así, las ventanas pueden ser de aluminio, de madera, de PVC y de cristal de hoja única o compuesto. También se distinguen distintos tipos de ventanas correderas según su cierre, como las ventanas correderas oscilo-paralela, elevadoras, plegables y verticales o de guillotina.  

Ventanas correderas herméticas: sistemas de poco mantenimiento 

Una de las ventajas más evidentes que ofrecen las ventanas correderas es la facilidad con las que se pueden limpiar. Son ventanas que están fabricadas con pocas piezas, en comparación con otros tipos, por lo cual no requieren grandes esfuerzos de mantenimiento. 

Igualmente, como la hoja de cristal es extraíble, la limpieza será profunda y la ventana se verá siempre como nueva. 

Una ventana corredera hermética es sinónimo de durabilidad 

Ya que las ventanas correderas herméticas no precisan de elementos como poleas y resortes (los cuales son propensos al desgaste y deterioro), tienen una elevada durabilidad. Gracias a su sistema de carriles, la probabilidad de que las hojas se descuelguen es prácticamente nula.  

En otras palabras, una ventana de este tipo apenas mostrará algún signo de desgaste, lo que dependerá principalmente del cuidado que se le . Por otro lado, estas ventanas generalmente son sometidas a exhaustivos procesos de acristalamiento, todo esto para incrementar su resistencia y durabilidad 

GRAN eficiencia energética 

La manera y los materiales con los cuales se fabrican este tipo de ventanas les confiere una capacidad hermética difícil de igualar. Esta característica de las ventanas correderas está estrechamente relacionada con la eficiencia energética de la estancia. 

Ya sea en temporadas frías o temporadas calurosas, ni el aire acondicionado ni la calefacción se filtrará por tus ventanas 

Las ventanas correderas herméticas proporcionan climatización 

Si la ventana está construida con los mejores materiales y funciona a la perfección, entonces ésta será capaz de aislar en su totalidad el clima interior del exterior, permitiendo que se genere un microambiente dentro de casa. 

Además, aunado a esto se conseguirá no solo un aislamiento térmico, sino también acústico. Ningún sonido saldrá ni se filtrará, por lo que estas ventanas aportan un extra de privacidad y confort 

¿son fáciles de manipular? 

La respuesta a esta pregunta es afirmativa. Es probable que, de todos los tipos de ventanas existentes, las corredoras sean las más sencillas de manipular. Generalmente, solo hay que deslizarlas de un lado a otro o de arriba abajo, según el tipo de ventana corredera que se haya instalado.  

ofreceN mejorES vistaS 

Con otras ventanas siempre cabe la posibilidad de que la vista se vea interrumpida por los perfiles de la carpintería. Sin embargo, ya que las ventanas correderas están disponibles en grandes tamaños de hojas con vidrios de altos porcentajes de grosor, con ellas se puede disfrutar de las vistas que rodean al inmueble. 

Una ventana corredera hermética mejora el espacio 

En la construcción actual, el espacio ha sido uno de los factores más limitantes. Cada vez se construyen casas y apartamentos más pequeños, por lo que siempre se busca generar una sensación de apertura utilizando la combinación correcta de componentes. 

En este sentido, este tipo de ventanas son la solución perfecta para optimizar el espacio yque solo ocupan el sitio donde están instaladas y, además, permiten dar mayor sensación de amplitud. 

proporcionan mucha luz a la estancia

La luz natural no tiene precio y la belleza de espacios iluminados naturalmente es incomparable. Estas ventanas te proporcionan luz natural y, por lo tanto, contribuyen con el incremento del espacio. Cuanta más luz haya en una estancia, más amplio se verá.  

Ventanas correderas herméticas: calidad y economía 

El sistema de manufacturación y de instalación de estas ventanas es sumamente sencillo, por eso su costo puede ser menor. Esto no significa que se traten de ventanas de menor calidad, en especial si se construyen con PVC 

Al contrario, como hemos podido ver, estas ventanas ofrecen un sinfín de ventajas, por lo que si decides optar por ellas no necesitarás renovarlas en un periodo largo de tiempo. Igualmente, en este punto también conviene conocer más sobre la fabricación de ventanas de pvc, y en Jeovent somos expertos en este tema. 

 

Sea que vayas a cambiar ventanas o construirlas desde cero, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro personal está altamente capacitado en la realización de este tipo de trabajo, por lo que te garantizamos la obtención de increíbles resultados.